El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy la admisión de Sudán del Sur como miembro de la organización y envió la decisión a la Asamblea General para que sea votada mañana.

"El Consejo de Seguridad recomienda a la Asamblea General que la República de Sudán del Sur sea admitida como miembro de Naciones Unidas", señala la escueta resolución 1.999 aprobada por unanimidad por el máximo órgano ejecutivo de la ONU en una reunión presidida por el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle.

Tras la luz verde del máximo órgano de seguridad internacional a la incorporación a la ONU de Sudán del Sur, que el pasado sábado alcanzó su independencia, el voto de la Asamblea General será sólo un trámite para que el nuevo Estado africano se convierta en el miembro número 193 del organismo.

"En nombre de los miembros del Consejo de Seguridad, deseo felicitar a la República de Sudán del Sur en esta ocasión histórica", dijo Westerwelle, cuyo país está a cargo este mes de la presidencia de turno del Consejo.

El máximo órgano internacional de seguridad observa "con gran satisfacción el solemne compromiso de la República de Sudán del Sur de defender los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y de cumplir todas las obligaciones recogidas en ella", señaló el mismo comunicado.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, participó en la sesión del Consejo de Seguridad y también consideró su decisión como "histórica", al tiempo que recordó la guerra civil de 21 años que vivieron los sursudaneses, con millones de desplazados y varios miles de muertos.

"Ahora tienen su propio país, pero el trabajo no ha hecho más que empezar: las instituciones de Gobierno son débiles y tienen tremendos desafíos por delante en todos los frentes, como los servicios sociales, la sanidad o la educación", dijo Ban.

Asimismo, el máximo responsable de la ONU señaló que el recién creado Estado africano tiene en la actualidad los más bajos indicadores de desarrollo humano y "como cualquier recién nacido, Sudán del Sur necesita ayuda".

Ban subrayó que las responsabilidades de la ONU hacia Sudán del Sur "son enormes" y el papel a desempeñar por la institución "vital", pero "también complicado", ya que la región enfrenta problemas tras la salida de los "cascos azules" de Sudán y los conflictos de Darfur, Kordofán del Sur y la región petrolera de Abyei.

Según el procedimiento de Naciones Unidas, una vez que el Consejo de Seguridad ha aprobado por unanimidad la solicitud de incorporación de Sudán del Sur al organismo, corresponde a la Asamblea General dar su visto bueno definitivo al nuevo miembro.

Así este jueves será el plenario de la Asamblea General de Naciones Unidas quien se pronuncie a favor de la incorporación de Sudán del Sur al organismo, que se produce tras la petición en ese sentido del presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit.