La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la sudafricana Navi Pillay, realizará una visita a México del 2 al 9 de julio, durante la cual cumplirá una "ambiciosa agenda de trabajo", tanto con ONGs como con funcionarios del país, informó hoy la Cancillería.

El presidente de México, Felipe Calderón, la recibirá el próximo 6 de julio, así como siete ministros del Ejecutivo y la fiscal general del país, Marisela Morales.

La llegada de la sudafricana Pillay está prevista para el próximo 2 de julio, y al día siguiente comenzará sus reuniones en el sureño estado de Oaxaca, donde fueron asesinados los activistas Jyri Jaakkola, finés, y Bety Cariño, mexicana, el 27 de abril de 2010.

Pillay se reunirá con los titulares de Gobernación (Interior), Francisco Blake; de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa; Defensa, el general Guillermo Galván; la fiscal general y el ministro de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

Además, mantendrá un encuentro sobre derechos económicos, sociales y culturales, y del cumplimiento de México de los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM), al que está previsto que asistan los ministros de Educación, Alonso Lujambio, Salud, José Ángel Córdova, y Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra.

La agenda oficial incluye entrevistas con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Juan Silva Meza, y los del Congreso, así como con varios legisladores.

Por otro lado, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) "ha organizado también una ambiciosa agenda de trabajo" para Pillay "con organizaciones de la sociedad civil y con los sectores más significativos en este tema fundamental".

Según el Gobierno de México, la visita "fortalecerá la estrecha relación de cooperación del Gobierno de México con la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, que se rige por el acuerdo suscrito en 2008".

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el viaje sucede "en el marco de la política de apertura y plena cooperación del Gobierno con los organismos nacionales e internacionales" defensores de los derechos humanos.

La visita será la segunda de un comisionado de derechos humanos de la ONU a México en el mandato del presidente Calderón (2006-2012).