La Asamblea General de la ONU eligió hoy por unanimidad al embajador de Catar, Nasir Abdulaziz Al Naser, como el presidente del próximo 66 período de sesiones de este órgano multilateral, que comenzará a mediados de septiembre.

"En los doce años en que es representante de Catar se ha ganado el respeto de todos sus colegas. Ha mostrado su capacidad en negociaciones multilaterales. Su compromiso con los valores de la Carta de Naciones Unidas es evidente", aseguró el actual presidente de la Asamblea, el suizo Joseph Deiss, que termina su mandato el próximo 13 de septiembre.

Deiss indicó que será "responsabilidad" del embajador catarí "continuar con el trabajo iniciado ya para lograr la transformación de la organización" y concretamente del funcionamiento de la Asamblea General.

"Naciones Unidas y la Asamblea General son más necesarios que nunca. Los desafíos a los que nos enfrentamos son enormes, pero viendo más allá de los intereses nacionales, tendremos éxito", añadió el ex presidente helvético antes de desear "toda la suerte" a su sucesor.

Al Naser agradeció a los países su elección por aclamación y el apoyo del grupo asiático, quien impulsó su candidatura en febrero pasado, al tiempo que aseguró que la nueva sesión de la Asamblea es "especialmente importante" debido a que el mundo se enfrenta a "enormes desafíos sociales, políticos y medioambientales".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, elogió también el trabajo del diplomático catarí, que con anterioridad ha ejercido sus labores en las embajadas de su país en varias naciones de Latinoamérica y el Caribe.

La presidencia de la Asamblea General de la ONU, que se renueva anualmente con la apertura de cada nuevo período de sesiones, correspondía según las reglas del organismo al grupo de países asiáticos.

El 66 periodo de sesiones de la Asamblea General se abrirá con un debate sobre la solución y prevención de conflictos mediante medios pacíficos.

Al Naser, de 62 años, ha ejercido como embajador de Catar ante la ONU desde el 11 de septiembre de 1998, aunque formó parte de esa misma legación diplomática entre 1986 y 1993.

El próximo presidente de la Asamblea ha sido embajador de Catar en Jordania, y tiene experiencia diplomática en las representaciones de su país en Paraguay, Uruguay, Colombia, Panamá, Nicaragua, Belice, Canadá, Argentina, Brasil y Cuba.

Comenzó su carrera diplomática en 1972 asignado a la embajada de su país en la capital libanesa, posteriormente estuvo destinado en Islamabad, y después fue cónsul general de Catar en Dubai.

Al Naser ha ocupado también diferentes posiciones en el ministerio de Asuntos Exteriores de su país, que se sentó en el Consejo de Seguridad de la ONU como miembro no permanente en 2006 y 2007, y presidió el máximo órgano de decisiones del organismo en diciembre de 2006.