La Comisión Nacional de Refugiados (Conare) de Paraguay ratificó el refugio político del dirigente opositor boliviano Mario Cossío y otorgó el mismo estatus a tres miembros de su familia y a un exasesor suyo, anunció hoy una fuente del organismo.

Cossío, exgobernador de Tarija y que se declaró perseguido político, se acogió a esa protección en enero pasado y después consiguieron la misma protección dos hijas suyas, un yerno y el exsecretario ejecutivo de la misma gobernación Rubén Ardaya, todos de manera provisional.

El diputado Daniel Fleitas, miembro de la Conare que se reunió el martes para debatir el asunto, dijo a los medios que la ratificación supone el rechazo de la revisión del refugio, que había sido solicitada por las autoridades bolivianas.

"Aparte de ratificar el refugio a Cossío, también otorgamos refugio permanente a la esposa de Mario, dos hijas suyas, un yerno y a su asesor Rubén Ardaya", señaló el legislador al diario asunceno Abc Color.

La concesión del refugio a Cossío, quien afronta un proceso judicial por corrupción en su país, ha causado malestar en grupos oficialistas de Bolivia, que criticaron la decisión de la Conare porque consideran que no hay motivaciones políticas en su contra.