La coalición antisiria del exprimer ministro Saad Hariri consideró hoy que con el nuevo Gobierno el Líbano regresará a "la época de la hegemonía siria", por lo que ellos emplearán todos los medios pacíficos para evitarlo.

"El gobierno hará retroceder al Líbano a la era que presidió el 14 de Marzo de 2005", afirmó la coalición en un comunicado leído hoy por su secretario general, Fares Zuaid, al término de su reunión semanal.

El grupo se refería a la manifestación celebrada esa fecha, que congregó a más de un millón y medio de personas, para exigir la salida de los agentes y soldados sirios del Líbano tras el asesinato del exprimer ministro Rafic Hariri un mes antes.

"Impediremos por medios pacíficos el regreso del Líbano al periodo oscuro que precedió a la revolución del Cedro... y a la integración del país en el mini-Estado de Hizbulá", apunta el texto.

Las llamadas "Fuerzas del 14 de marzo" consideraron, además, que fue "el régimen sirio el que formó el gobierno utilizando el mismo procedimiento que hizo caer al gabinete de Saad Hariri, a través de Hizbulá, que quiere controlar el Estado y tomar a los libaneses como rehenes".

El gobierno de Hariri cayó el 12 de enero pasado tras la retirada de los ministros de Hizbulá y sus aliados debido a que no consiguieron que este renunciara al Tribunal Especial para el Líbano (TEL), que deberá juzgar a los asesinos de su padre, Rafic, y que podría implicar a miembros del grupo chií.

"El gabinete sirio-Hizbulá pone en peligro el Líbano ya que querrá aplicar prácticas políticas en contradicción con las resoluciones internacionales, ya sea a través de su rechazo a las armas ilegítimas (de Hizbulá) exigido por la resolución 1701 (de la ONU), o rechazando el TEL", subraya el comunicado.

La alianza antisiria, en la actualidad en la oposición parlamentaria, aseguró que defenderá el Estado y sus militares, la seguridad y las instituciones educativas, económicas y sociales contra "el mini-Estado de Hizbulá".

"Haremos frente a todos los retos por medios pacíficos, lo más importante es mantener la libertad del Líbano", apuntaron las Fuerzas del 14 de marzo, que se comprometieron a impedir que el Líbano forme parte del proyecto iraní en el mundo árabe.

Tras cinco meses de parálisis política, el primer ministro Nayib Mikati consiguió el lunes pasado formar un Gobierno integrado por 29 ministros, todos ellos miembros y partidarios de las Fuerzas del 8 de Marzo, lideradas por Hizbulá.