El presidente de la Comisión Europea (CE), el portugués José Manuel Durao Barroso, consideró las elecciones de hoy en Portugal las más importantes desde la Revolución del 25 de Abril de 1974, por la crisis que atraviesa la nación.

"Los políticos dicen que cada elección es decisiva, pero esta vez es realmente verdad dada la situación económica y financiera del país", declaró Durao Barroso a los periodistas tras depositar su voto en la capital lusa.

El que fuera primer ministro de Portugal con el Partido Social Demócrata (PSD, centro-derecha), ahora favorito para ganar las elecciones y sustituir al Gobierno socialista, exhortó a los portugueses a acudir "masivamente" a las urnas.

Para el presidente de la CE, la cita electoral que tienen hoy más de 9,6 millones de portugueses es la más importante en las más de tres décadas de democracia instaurada por el levantamiento militar que acabó con la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar.

Portugal firmó en abril pasado un programa de medidas económicas para sanear las finanzas del país y reducir el déficit del Estado a cambio de recibir un rescate financiero de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por valor de 78.000 millones de euros.

El Parlamento que salga hoy de las urnas deberá elegir el Gobierno que cumpla esos acuerdos, con los que se han comprometido los dos grandes partidos lusos que se disputan los comicios.