El vicepresidente chino, Xi Jinping, llegó hoy a La Habana en una visita oficial durante la que mantendrá un encuentro con el gobernante cubano, Raúl Castro, y que abre la gira latinoamericana que también lo llevará a Uruguay y Chile.

Xi, considerado el sucesor del actual presidente, Hu Jintao, arribó a Cuba procedente de Italia y fue recibido en el aeropuerto internacional "José Martí" de La Habana por el vicepresidente cubano, Esteban Lazo.

Según el programa distribuido por medios oficiales, este domingo Xi Jinping iniciará su agenda con la colocación de una ofrenda floral ante el monumento del independentista cubano José Martí en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Posteriormente será recibido por el general Raúl Castro en el Palacio de la Revolución, donde también asistirá a la firma de acuerdos bilaterales, y el lunes visitará una policlínica en el centro de la ciudad.

Su salida de Cuba está programada para el martes 7 de junio desde el aeropuerto internacional del balneario turístico de Varadero, unos 140 kilómetros al este de La Habana.

El vicepresidente chino viaja acompañado de una nutrida delegación, integrada por el ministro de Ciencia y Tecnología, Wan Gang; el viceministro de Asuntos Exteriores, Zhang Zhijun; el vicepresidente de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (principal órgano de planificación económica), Zhu Zhixin, y el presidente del Banco de Desarrollo de China (CDB), Chen Yuan.

Según la agencia china de noticias Xinhua, Xi iniciará negociaciones en Cuba para instituir un plan de cooperación económica bilateral a cinco años.

El objetivo declarado de la gira oficial por Cuba, Uruguay y Chile es aumentar las relaciones económicas de China con la región.

China es el segundo socio comercial de Cuba, por detrás de Venezuela, y el comercio bilateral aumentó en 2010 a 1.800 millones de dólares (1.323 millones de euros), 254 millones de dólares más (186 millones de euros) que en 2009, según datos oficiales.

El comercio entre China y América Latina se ha multiplicado en la última década por 10 (pasó de 10.000 millones de dólares en 2000 a 100.000 en 2007), y registra aumentos interanuales superiores al 35 por ciento.