El rey Juan Carlos I de España recibió hoy el alta hospitalaria dos días después de ser sometido a una intervención quirúrgica en la que se le implantó una prótesis que sustituye a la articulación de su rodilla derecha.

El informe médico, ofrecido a la prensa por Javier de Joz, director gerente del Hospital USP San José de Madrid, explica que el monarca español "camina con muletas con autonomía" y "debe continuar en las próximas semanas con el protocolo de tratamiento de fisioterapia y con las revisiones postoperatorias, en régimen ambulatorio".

El rey Juan Carlos "ha pasado buena noche y ha seguido un postoperatorio muy satisfactorio, por lo que ha recibido el alta hospitalaria", precisa la nota, firmada por Ángel Villamor, responsable de la intervención quirúrgica y director de la Unidad de Traumatología del hospital, y por el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Avelino Barros.

El informe médico indica asimismo que el monarca español ha continuado desde ayer con "las sesiones de fisioterapia contempladas en el protocolo de recuperación intensiva".