La ralentización en la creación de empleo de EE.UU. se debe a los "fuertes vientos de cara" provocados por el alza de precios energéticos y las consecuencias del terremoto en Japón, dijo hoy el presidente del consejo de asesores económicos de la Casa Blanca, Austan Goolsbee.

Goolsbee reconoció el dato negativo del desempleo en mayo, que subió al 9,1 %, pero indicó que es necesario ver "la tendencia global", al margen de las variables de cada mes, y señaló que se han creado "un millón de empleos en los últimos 6 meses".

"Debemos confiar en las políticas del Gobierno que están tratando de impulsar al sector privado y darle incentivos para que sea el motor del crecimiento", dijo el economista en una entrevista con el canal televisivo ABC.

"Nuestro objetivo es ayudar a levantarse al sector privado y que encabece la recuperación económica", explicó.

La tasa de desempleo en EE.UU. en el mes de mayo subió al 9,1 %, rompiendo la tendencia a la baja de los últimos meses, lo que ha incrementado la inquietud acerca de la capacidad de la economía de EE.UU. de consolidar una recuperación que parece todavía débil.

Goolsbee se defendió de las críticas al subrayar que EE.UU. ha recorrido "un largo camino desde que la economía se encontraba en modo de rescate, cuando el sector privado estaba en caída libre y el Gobierno era lo único que se mantenía entre nosotros y otra gran depresión".

Además, ratificó que la principal prioridad del presidente de EE.UU., Barack Obama, en materia económica es la creación de empleo.

"El presidente nunca ha dejado de hablar de empleo", dijo.

En segundo lugar, ubicó la preocupación sobre el creciente déficit fiscal, un debate que ha enfrentado a demócratas y republicanos acerca de las áreas donde se deben aplicar los recortes.

"Debemos vivir dentro de nuestras posibilidades. Estamos en un momento en el que podemos hablar de las necesidades de reducir el déficit a largo plazo", añadió Goolsbee.