El vicepresidente chino, Xi Jinping, llegará este sábado a Cuba para realizar una visita durante la cual sostendrá conversaciones con el gobernante de la isla, el general Raúl Castro, según se anunció oficialmente hoy en La Habana.

Xi, considerado el sucesor del actual presidente, Hu Jintao, llega a Cuba, como primera escala en Latinoamérica de una gira internacional que comenzó en Italia, y después visitará a Uruguay y Chile, con el objetivo declarado de aumentar las relaciones económicas de China con esta región.

De acuerdo con el programa distribuido a la prensa extranjera, el vicepresidente Xi abrirá sus actividades en La Habana el próximo domingo por la tarde, con la colocación de una ofrenda floral ante el monumento del héroe nacional cubano José Martí.

Seguidamente, el presidente Raúl Castro recibirá al alto cargo chino en el Palacio de la Revolución para celebrar conversaciones oficiales y firmar acuerdos, sobre los que no se han ofrecido detalles.

En la agenda divulgada, el vicepresidente chino solo tiene previsto para el lunes una visita a la policlínica universitaria "Vedado" y su despedida de la isla está fijada a primera hora del martes en el aeropuerto internacional del balneario turístico de Varadero, situado a unos 140 kilómetros al este de La Habana.

Xi viaja acompañado de una nutrida delegación, integrada por el ministro de Ciencia y Tecnología, Wan Gang; el viceministro de Asuntos Exteriores, Zhang Zhijun; el vicepresidente de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (principal órgano de planificación económica), Zhu Zhixin, y el presidente del Banco de Desarrollo de China (CDB), Chen Yuan, según informó la agencia oficial Xinhua.

En Cuba, Xi iniciará negociaciones para instituir un plan de cooperación económica bilateral a cinco años, destacó al comentar el viaje el viceministro de Comercio, Zhong Shan, también incluido en la delegación.

Chen Yuan, responsable del CDB, banco encargado de las inversiones de China en el extranjero, subrayó antes de comenzar la gira que la parte latinoamericana de este viaje es "de gran importancia para promover la cooperación económica y financiera entre China y los tres países", reseñó Xinhua.

Chen dijo que Chile, Cuba y Uruguay son tres importantes socios del CDB, a los que se han extendido préstamos por valor de 750 millones de dólares, y que en el caso de la isla los créditos de esa institución se dirigieron principalmente a la mejora de servicios médicos públicos.

El presidente chino, Hu Jintao, realizó en noviembre de 2008 su segunda visita oficial a Cuba, durante la cual se firmaron acuerdos que incluyeron créditos, donaciones y una prórroga hasta 2018 del pago "del saldo (no precisado) del desbalance comercial acumulado hasta 1994-1995".

China es el segundo socio comercial de Cuba, por detrás de Venezuela y su comercio bilateral aumentó en 2010 a 1.800 millones de dólares, 254 millones más que el año anterior, según datos oficiales.

El comercio entre China y América Latina se ha multiplicado en la última década por 10 (pasó de 10.000 millones de dólares en 2000 a 100.000 en 2007), y registra aumentos interanuales superiores al 35 por ciento.

Ello convierte a la región en la cuarta de mayor intercambio comercial con China, y en ella los principales socios del gigante asiático son, por este orden, Brasil, Chile, México y Argentina.

Hasta la fecha, China ha firmado convenios económicos con 16 países latinoamericanos y más de 380 compañías de la segunda economía mundial operan en esta región.