El Gobierno de Ecuador alista un plan de "impuesto ambiental" a vehículos de lujo, cigarrillos, licores y envases de plástico, anunció hoy el presidente del país, Rafael Correa.

Con la aplicación de los también llamados "impuestos verdes" se pretende recaudar unos 400 millones de dólares al año, lo que permitirá financiar programas de salud y ambientales, indicó el mandatario en su habitual programa de radio y televisión de los sábados, emitido desde Santa Cruz, en las Islas Galápagos.

Aclaró que se aplicará un "impuesto ambiental progresivo" a los automóviles que produzcan mayor contaminación, que se ubican también en la cima de los vehículos de mayor precio en el mercado local.

Correa explicó que el 2 % del total de vehículos, cuyos motores son los de mayor tamaño y consumo de carburantes, representan el 68 % de la recaudación en este sector.

Con la reforma impositiva a los vehículos caros y contaminantes se prevé recaudar unos 120 millones de dólares al año, añadió.

Asimismo, dijo que se prepara una modificación a la aplicación de los impuestos al Valor Añadido (IVA) y el de Consumos Especiales (ICE) para los autos "híbridos de lujo".

El "impuesto verde" también se aplicará a los envases plásticos, para promover su reciclaje y desalentar el alto uso en el comercio, considerado uno de los factores de alta contaminación en el país.

Además, la medida se aplicará al consumo de cigarrillos y licores, también para desalentar el consumo y cuya recaudación nutrirá también presupuestos de salud pública y saneamiento ambiental.