La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) deploró hoy el asesinato en Venezuela de un séptimo miembro de la familia Barrios, que, según aseguró, está siendo "exterminada" ante la "inacción" del Gobierno venezolano.

Juan José Barrios, de 28 años de edad, fue asesinado el pasado 28 de mayo "por dos personas vestidas de negro que procedieron a dispararle en varias oportunidades", indicó en un comunicado el organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El joven contaba con medidas provisionales dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), precisó el organismo.

Entre 1998 y 2010 fueron asesinados otros seis miembros de la familia Barrios y en el caso de al menos cinco - Benito, Narciso, Luis, Rigoberto y Óscar Barrios-, hay elementos suficientes para concluir que fueron ejecutados extrajudicialmente por la policía del estado de Aragua, según la CIDH.

Además, el pasado enero, se produjo un atentado contra la vida de otro miembro de la familia, Néstor Caudi, que había presenciado la ejecución extrajudicial de Narciso Barrios.

La CIDH aseguró que le ha dado seguimiento a la situación, junto a la Corte IDH, "mediante todas las acciones correspondientes", incluyendo solicitudes de información, medidas cautelares, medidas provisionales e informes de admisibilidad y de fondo.

"Sin embargo, el Estado de Venezuela no ha adoptado las medidas necesarias para proteger la vida de los miembros de esta familia, que continúa siendo víctima de asesinatos, detenciones, allanamientos, amenazas y hostigamiento", denunció el organismo.

El Estado tampoco ha dispuesto, añadió, que se realicen "investigaciones efectivas" sobre los crímenes, que "permanecen en la impunidad".

"La familia Barrios está siendo exterminada frente a la inacción del Estado, que ha ignorado los llamamientos, decisiones, recomendaciones y órdenes de los dos órganos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos", sentenció la CIDH.