Los familiares de Ai Weiwei manifestaron hoy que están seguros de que las autoridades chinas tienen previsto condenar al artista y disidente, detenido sin mediar orden desde el pasado 3 de abril y al que según fuentes oficiales están investigando por supuestos delitos económicos.

"Como ya han empezado a lanzar acusaciones contra él, aunque ninguna formal todavía, estamos bastante seguros de que van a intentar condenarlo", señaló hoy a Efe Gao Ge, hermanastra mayor del artista de 53 años, en conversación telefónica.

Los familiares de Ai consideran que la acusación de delito económico es una tapadera para silenciar al artista por su abierto activismo político en defensa de los derechos humanos y su oposición al régimen comunista.

Gao señaló que las autoridades están cambiando de táctica y en lugar de informar de sus acusaciones por la vía formal o a través de la prensa china, están utilizando páginas web desde el extranjero para lanzar sus acusaciones.

Mediante esta estrategia, agregó Gao, las autoridades han publicado por primera vez los detalles de un supuesto delito económico a través de la web Creaders.com, donde se acusa a Ai de evadir impuestos por valor de 20 millones de yuanes (3 millones de dólares o 2,13 millones de euros).

La nota (http://tinyurl.com/3t3ljnc) indica que las autoridades publicarán pronto "los resultados oficiales" de la supuesta investigación que llevan a cabo contra el disidente político.

La hermana del artista agregó que permanecen también detenidos desde el 3 de abril el chófer y primo de Ai, la contable, un diseñador de su estudio y un periodista amigo del artista.

Para ilustrar su teoría de que Ai fue detenido por motivos políticos y no económicos, Gao explica que han acudido al Buró de Impuestos y funcionarios de este departamento han asegurado que no hay ningún resultado sobre la investigación que supuestamente se lleva a cabo contra el artista.

Añade esta fuente que, en consecuencia, es imposible que se conozca ya una cuantía sobre la supuesta evasión.

"Es una calumnia", manifestó Gao. "Están intentando acusar a Ai ante la opinión pública de ser un delincuente".

Otra prueba de que los motivos son políticos, según la hermana del detenido, es que tras la desaparición de Ai funcionarios policiales se llevaron objetos y documentos del estudio, pero no fue hasta tres días después cuando regresaron en busca de documentos contables.

Gao agradeció el apoyo que los gobiernos occidentales, la comunidad artística internacional y grupos de derechos humanos, el último de ellos ha sido la concesión al artista de miembro honorario de la Real Academia de Arte del Reino Unido.

"Creemos que la presión de la opinión pública tiene fuerza, pero no sabemos qué tipo de resultados se puede obtener con ello", concluyó Gao.

El portavoz de turno del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hong Lei, señaló hoy en rueda de prensa al ser preguntado por la concesión del premio honorario al artista detenido que "nadie tiene el privilegio de estar por encima de las restricciones de la ley china sólo porque sea apreciado por alguien desde fuera".

El funcionario agregó que el caso de Ai se encuentra todavía bajo investigación de acuerdo con la ley, aunque mantuvo silencio acerca de qué leyes chinas permiten mantener bajo arresto sin mediar una acusación a un ciudadano chino durante dos meses.