El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva llegó hoy a La Habana para cursar una visita de dos días donde celebrará un "encuentro de trabajo" con el gobernante de la isla, general Raúl Castro.

Lula fue recibido en el aeropuerto internacional "José Martí" por el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, y no ofreció declaraciones a la prensa.

Durante su estancia de dos días en la isla, el exmandatario brasileño (2003-2010) tiene previsto recorrer "lugares de interés económico", según la breve nota con la que los medios oficiales de la isla anunciaron hoy su visita.

Aunque no se ha confirmado, no se descarta que durante su visita Lula sea recibido por el expresidente Fidel Castro, apartado del poder desde 2006 por una grave enfermedad.

Brasil y Cuba han estrechado las relaciones políticas y comerciales en los últimos años y el mayor país de América Latina tiene amplios programas de cooperación y financiación para obras de infraestructura en la isla.

En principio, Brasil ha otorgado créditos por 150 millones de dólares para los trabajos de ampliación del puerto de Mariel, situado a unos 40 kilómetros al oeste de La Habana.

En esas obras están asociadas empresas cubanas y brasileñas con inversiones comprometidas del país suramericano que podrían llegar, según fuentes oficiales, a más de 500 millones de dólares.

Lula da Silva llegó a Cuba procedente de Bahamas, donde este martes tenía previsto ofrecer una conferencia sobre economía para el grupo mexicano Salinas, según informó la oficina de prensa del exgobernante brasileño la pasada semana.

Después, el expresidente de Brasil viajará a Venezuela donde el viernes se entrevistará con el mandatario Hugo Chávez, quien tres días después, el lunes 6 de julio, tiene previsto hacer su primera visita oficial a Brasil desde que Lula dejó la Presidencia en manos de su sucesora, Dilma Rousseff, quien asumió el poder el pasado 1 de enero.