La presidenta argentina, Cristina Fernández, llegó hoy a México para una visita oficial que inicia mañana con una reunión con su colega mexicano, Felipe Calderón, con quien abordará asuntos bilaterales.

Durante la visita, aplazada después de que en abril pasado se suspendiera por motivos de salud de Fernández, se firmarán varios acuerdos en materia de comercio, educación y cooperación.

Este domingo por la tarde, Fernández visitará el Museo Soumaya, propiedad del magnate Carlos Slim, según fuentes diplomáticas argentinas

Tras el recorrido, tiene programada en su agenda una cena con Slim, considerado por la revista Forbes la persona más rica del mundo con una fortuna de 64.000 millones de dólares, y un grupo de invitados especiales en el museo inaugurado recientemente.

El lunes mantendrá una reunión con Calderón en la residencia oficial de Los Pinos, desde donde se desplazarán al Castillo de Chapultepec, donde almorzarán.

El comercio entre Argentina y México se triplicó entre 2003 y 2010, cuando sumó más de 3.000 millones de dólares, con un déficit de unos 600 millones para el país suramericano, según datos del Gobierno argentino.

El 75 por ciento de las ventas argentinas a México corresponden a automóviles y manufacturas industriales; un 14 por ciento, a granos y alimentos, y el resto, a materias primas.