La Iglesia Católica de El Salvador apoyó hoy el retorno de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA) y dijo esperar que "encuentre un camino de paz, progreso, superación y desarrollo".

"Esperaría que en el evento que va a haber, la 41 convención de la OEA aquí en El Salvador, ese punto se solucione definitivamente", afirmó el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, al aludir a la reincorporación de Honduras al organismo interamericano.

En la conferencia de prensa que concede después de la misa dominical, el jerarca católico dijo esperar "lo mejor" para Honduras, e indicó que una situación convulsa "no ayuda a nadie, trae solo males, afecta la economía, afecta la sociedad civil, afecta todo".

"Auguramos que finalmente Honduras encuentre un camino de paz, de progreso, de superación, de desarrollo, integrado a la comunidad americana de la OEA", agregó.

Respaldó, asimismo, el regreso a ese país del expresidente Manuel Zelaya, quien este sábado fue recibido en Tegucigalpa por miles de personas tras un exilio de casi año y medio luego del golpe de Estado de junio de 2009 que lo apartó del poder.

La OEA suspendió a Honduras el 4 de julio de 2009, una semana después de que Zelaya fuera derrocado y el entonces presidente del Legislativo hondureño, Roberto Micheletti, asumiera el Gobierno de facto de ese país hasta el 27 de enero de 2010, cuando tomó posesión el actual presidente, Porfirio Lobo.

El reingreso de Honduras en la OEA será sometido a votación el próximo miércoles en la asamblea general extraordinaria convocada por ese organismo en Washington.