El secretario de Estado francés de la Función Pública, el conservador Georges Tron, dimitió hoy tras las acusaciones de agresión sexual y violación de dos exempleadas suyas reveladas por la prensa en los últimos días.

El primer ministro francés, François Fillon, fue quien anunció la dimisión de Tron en un breve comunicado en el que subrayó el "coraje y el sentido de la responsabilidad" del secretario de Estado, que podrá así dedicarse a su defensa "con toda libertad".

Tron, de 53 años y también alcalde de la localidad de Draveil, al sur de París, está acusado por dos exempleadas municipales de 34 y 36 años de haberlas agredido sexualmente entre 2007 y 2010 cuando trabajaban para ese Ayuntamiento.

Una de las mujeres, que en los medios son denominadas como "Laura" y Éloise", ya había relatado los hechos a un abogado y a la Asociación Europea contra la Violencia contra las Mujeres el pasado mes de noviembre, señaló el periódico "Journal du Dimanche (JDD)".

Según esa publicación, una tercera mujer podría denunciar hechos similares a lo largo de la próxima semana.

La fiscalía ha encargado a la policía que abra una investigación.

El secretario de Estado, que ocupa el puesto 27 de relevancia en el Gobierno según el orden de protocolo, llegó al Ejecutivo en marzo de 2010, recomendado por Brice Hortefeux, hombre de confianza del presidente, Nicolas Sarkozy, y entonces ministro del Interior.

La defensa de Tron no esconde su conocida su afición por la reflexología, una práctica que consiste en masajear con las yemas de los dedos los pies, las manos y las orejas, pero subraya que el político no es un "fetichista".

"Salvo que todos los testimonios coinciden en que Georges Tron era aficionado exclusivamente a los pies femeninos", indica el "Journal du Dumanche", que cita al experto Jean Streff para explicar que el fetichismo de los pies es el "más conocido y más descrito".

"Goethe, Dostoievski, Verlaine y Tarantino son célebres fetichistas de los pies", agrega Streff, autor de "Tratado del fetichismo. El uso de las nuevas generaciones".

Las acusación de agresión sexual no es el primer escándalo que salpica a este secretario de Estado pues dos semanas después de su elección en 2010, el periódico "Le Canard Enchaîné" reveló que era inquilino de una vivienda de protección oficial en París.

A pesar de su nombramiento como secretario de Estado, Tron había protagonizado desencuentros con Sarkozy en el pasado.

En 1999 declaró en una entrevista a "Le Nouvel Observateur" que Nicolas Sarkozy solo conocía dos categorías de personas, los "esclavos y los cabrones (sic)".

El futuro presidente de Francia respondió diciendo que sabía que Tron era "imbécil" pero que a partir de aquella entrevista había descubierto además que era "malvado", recuerda el "Journal du Dumanche".

El escándalo se produce dos semanas después de la presunta violación perpetrada por el socialista francés y entonces director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, a una empleada de un lujoso hotel de Nueva York.