El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nombrará el lunes como jefe del Estado Mayor Conjunto a Martin Dempsey, un curtido general que dirigió las tropas norteamericanas al comenzar la guerra de Irak en 2003.

Dempsey reemplazará en el mando de las tropas al almirante Mike Mullen, que abandonará el cargo en septiembre tras casi cuatro años en él, según indicaron fuentes gubernamentales a la web especializada en política "The Hill".

La elección de Obama es inesperada, ya que el presidente nombró a Dempsey máximo responsable de la Armada hace apenas un mes y medio, lo que le había borrado de todas las quinielas para sustituir a Mullen.

De ser confirmado por el Senado, Dempsey será el primer miembro del Ejército de tierra que ocupa el puesto de mando de las tropas en casi una década, desde que el general Hugh Shelton abandonó el puesto en 2001.

En Irak, Dempsey dirigió el Comando Multinacional de Seguridad en la Transición entre 2005 y agosto de 2007, cuando se convirtió en subcomandante del Comando Central de Estados Unidos.

El general, de 58 años y 37 de experiencia en el Ejército, trabajó codo a codo en Irak con el general David Petraeus, que ocupará próximamente la dirección de la Central de Inteligencia Americana (CIA).

Obama envió esta semana al Senado la nominación de Petraeus para la agencia de inteligencia y la de Leon Pannetta como secretario de Defensa, cargo en el que sustituirá al veterano Robert Gates.

La Casa Blanca anunció hoy que Obama emitirá nombramientos para el Departamento de Defensa el lunes a las 10.00 hora local (15.00 GMT), aunque no precisó en qué consistirán. Tanto Gates como Mullen estarán presentes en el acto.

El jefe del Estado Mayor Conjunto es el principal asesor militar del presidente, así como del secretario de Defensa y del Consejo de Seguridad Nacional, y es, a su vez, el militar de más alto rango de Estados Unidos.