Los ministros de Exteriores del Movimiento de Países No Alineados (NOAL) se comprometieron hoy a impulsar el reconocimiento del Estado palestino por parte de otros países y su admisión como miembro de Naciones Unidas.

En una declaración conjunta, los 120 países del NOAL indicaron que existe un "amplio consenso internacional que reconoce al pueblo palestino como una nación y su derecho inalienable a la autodeterminación e independencia, con el este de Jerusalén como su capital".

En el documento, los titulares de Exteriores del Movimiento expresaron "su gran preocupación por la continua ocupación militar por parte de Israel" y subrayaron que la actual situación "es el resultado de su impunidad e intransigencia, que sigue obstruyendo los intentos de construir una solución pacífica".

Los estados del NOAL aprobaron esta declaración después de que el titular de Exteriores palestino, Riad Al Malki, acusara ayer a Israel de haber "cerrado todas las puertas para la negociación".

Al Malki se mostró a favor de conversar con Israel siempre que acepte "la solución de los dos estados, las fronteras de 1967 y la partición de Jerusalén".

El ministro palestino consideró positivo que el presidente de EEUU, Barack Obama, propusiera la semana pasada una Palestina basada en las fronteras de 1967 y consideró que les permitirá llegar a un consenso internacional de que esas fronteras son un principio sobre el que negociar.

En la declaración de los NOAL se condena, además, las "prácticas ilegales de Israel" al que se insta a "poner fin al bloqueo ilegal de Gaza".

El texto aprobado por consenso también denunció que "los prisioneros políticos palestinos son detenidos o encarcelados por Israel de forma ilegal" y pidió la liberación "sin condiciones" de los cautivos por su relación con actividades contrarias a la ocupación.

El conflicto palestino-israelí ha centrado muchos de los debates durante el encuentro ministerial del NOAL, que concluye hoy en la isla indonesia de Bali.

El Movimiento, fundado en 1961 en Belgrado, está formado por 120 países tras la reciente incorporación de Fiyi y Azerbaiyán.