La población de Estados Unidos está envejeciendo mientras que los hombres registran un mayor ritmo de crecimiento numérico que las mujeres, según datos del Censo 2010 divulgados hoy.

En un análisis demográfico divulgado por la Oficina del Censo, la edad media de los estadounidenses es de 37,2 años, aunque en siete estados de la nación la edad media es de al menos 40 años.

A manera de comparación, en 2000, la edad media fue de 35,3 años, mientras aumentaba la proporción de personas mayores.

En la última década, el número de hombres en EE.UU. aumentó en 9,9 por ciento, en comparación con la tasa de crecimiento del 9,5 por ciento entre las mujeres.

Como resultado, las mujeres sobrepasan a los hombres por tan sólo 5,18 millones, mientras que en 2000, había 5,3 millones más mujeres que hombres.

En 2010, hubo 96,7 hombres por cada centenar de mujeres, en comparación con 96,3 hombres por cada centenar de mujeres en 2000.

Según las autoridades, del total de personas contabilizadas en el Censo de 2010, 157 millones son mujeres (50,8 por ciento de la población), y 151,8 millones son hombres (49,2 por ciento).

Los demógrafos señalan que el incremento de la población de hombres en comparación con las mujeres se debe en parte a una mayor incidencia de cáncer del pulmón y estrés relacionado con la vida laboral que sufren las mujeres.

Este cambio en la tendencia comenzó a notarse en 1990, cuando un mayor número de mujeres ingresó al mercado laboral, décadas después de haber registrado un alto índice de tabaquismo.

Un desglosado del informe señala que entre 2000 y 2010, la población de entre 45 a 64 años creció en 31,5 por ciento, a un total de 81,5 millones de personas.

El crecimiento de ese conjunto se debe principalmente al envejecimiento de la llamada generación "baby boom", que nacieron entre 1946 y 1964 y están próximos a su jubilación.

El grupo de personas mayores de 65 años también creció con más rapidez que la mayoría de otros grupos demográficos, con una tasa del 15,1 por ciento, hasta alcanzar un total de 40,3 millones de personas.

En el último decenio, el número de estadounidenses menores de 18 años creció en apenas 2,6 por ciento, a un total de 74,2 millones o 24 por ciento de la población nacional.

El grupo entre 18 y 44 años registró una tasa de crecimiento de 0,6 por ciento a 112,8 por ciento, o 36,5 por ciento de la población, según el informe.

Los resultados del censo, disponibles en la página web "www.census.gov", se utilizan para la distribución de fondos para un amplio abanico de programas sociales y para la demarcación de distritos electorales.

También ayudan a determinar las estrategias de mercadeo de las empresas.