El Gobierno salvadoreño espera que "Honduras esté oficialmente presente" en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebrará del 5 al 7 de junio en San Salvador, dijo hoy el embajador de ese país ante el organismo regional, Joaquín Maza Martelli.

"Estamos intentando lograr una mayoría importante para el reingreso de Honduras, con dignidad y sin condiciones", señaló Maza en una rueda de prensa en la OEA.

El próximo miércoles 1 de junio la OEA ha convocado una Asamblea General Extraordinaria en Washington en la que se tratará el regreso de Honduras al organismo del que fue expulsado en junio de 2009 como consecuencia del golpe de Estado que sacó del poder al entonces presidente Manuel Zelaya.

El diplomático celebró la previsible reincorporación de Honduras tras el golpe y destacó: "hemos aprendido que todos tenemos que trabajar conjuntamente por el desarrollo democrático" en la región.

Por otro lado, Maza Martelli calificó como "importantísimo" el hecho de que la Asamblea General tenga lugar en El Salvador.

"Significa un respaldo al pueblo" del país centroamericano y "amplía como gobierno nuestra capacidad internacional de convocatoria", agregó el diplomático salvadoreño.

La inseguridad y el crimen organizado serán los temas centrales de la reunión, a la que ya han confirmado su asistencia 34 países.

El Gobierno de Mauricio Funes ya ha anunciado la intención de firmar la llamada "Declaración y Plan de Acción de San Salvador sobre Seguridad Ciudadana en las Américas" que busca un enfoque integral y transnacional.

En ella, adelantó el embajador salvadoreño, se plantea "la elaboración de un plan de acción para que la OEA y los países miembros puedan realizar acciones conjuntas en favor de garantizar la seguridad en el hemisferio".

"De lo que se trata es que los países integrantes hablemos lenguajes comunes, no que compartamos todos los conceptos, pero sí que haya conectividades y trabajemos juntos en aspectos que nos atañen a todos", explicó Maza.