El Gobierno venezolano firmó hoy un acuerdo para el desarrollo y lanzamiento de un segundo satélite con representantes chinos en un acto que calificó de "profunda" soberanía y anunció su intención de instalar una fábrica para desarrollar satélites "pequeños y medianos".

"El primero nos ha conectado, el segundo nos llevará a saber para desarrollar el poder", aseguró el ministro de Ciencia y Tecnología, Ricardo Menéndez, durante la presentación del acuerdo que supondrá una inversión de 140 millones de dólares.

El nuevo satélite, VRSS-1 (Venezuelan Remote Sensing Satélite), de observación terrestre, se pondrá en órbita en octubre de 2012 y será construido y lanzado en China.

Con este nuevo lanzamiento, Venezuela contará con dos satélites en órbita, ambos fabricados en China, en un momento en que la colaboración financiera entre los dos países se acerca a 40.000 millones de dólares, según explicó el ministro de Finanzas venezolano, Jorge Giordani, que también participó en el acto.

La función principal de VRSS-1 será de observación con aplicaciones en la gestión ambiental, planificación urbana, desplazamiento de fuerza militar o detección de recursos naturales y también de actividades ilícitas como minería o cultivos ilegales.

El satélite permitirá vigilar el territorio venezolano las 24 horas del día y una cartografía detallada de la región cada 40 días.

La puesta en órbita estará a cargo de CGWIC, la única empresa china en el negocio espacial y dependiente de la Corporación Aeroespacial de China, que también construyó el otro satélite venezolano, el "Simón Bolívar", dedicado a las comunicaciones y enviado al espacio en octubre de 2008.

Menéndez señaló que el proyecto lleva alrededor de un año y medio fraguándose y el satélite tendrá en torno a cinco o seis años de vida útil, aunque el cúmulo de imágenes que genere permitirá trabajar en ellas hasta 2021.

El ministro de Tecnología aseguró en el acto que el Gobierno de Venezuela tiene intención de construir una fábrica para desarrollar satélites "pequeños y medianos".

Según detalló, ya se ha concluido la fase de adecuación de terrenos y diseño de la fábrica y están pendientes del inicio de la construcción.

En esta iniciativa participarán varios técnicos venezolanos formados en China, al igual que en la construcción del satélite VRSS-1.

"Estamos precisamente hoy en un acto de lanzamiento (...) reivindicando nuestra soberanía en momentos en que el imperio agrede expresamente a PDVSA (Petróleos de Venezuela) y, lo que es con eso, al petróleo de Venezuela y ahí agrede precisamente a nuestro pueblo", señaló el ministro de Ciencia y Tecnología.

Durante el acto, Menéndez insistió en reivindicar el respeto a la soberanía venezolana frente a "agresiones", en referencia a las sanciones que EE.UU. anunció el pasado martes contra varias empresas, entre ellas PDVSA, por su relación con Irán.

En este sentido, el ministro de Finanzas también puntualizó que "los últimos acontecimientos" no hacen más que "reafirmar la necesidad de la diversificación" las relaciones de Venezuela con el resto del mundo.