El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, apoyó hoy de manera implícita una eventual candidatura de la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, a la dirección gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Los recientes acontecimientos en Europa llaman a una gerencia de esa institución por parte de una personalidad que entienda los desafíos de la crisis de la deuda soberana europea en toda su complejidad", indicó en una entrevista concedida al diario Les Echos.

En el rotativo, añadió que "Lagarde es sin duda una personalidad de peso en la escena internacional y su reputación ha crecido todavía más en los últimos meses por su habilidad en la gestión de la crisis de la deuda en Europa y su buena gestión de la presidencia francesa del G20".

Para Rehn, aunque "hemos dado pasos importantes para abrir esa gobernanza a los países emergentes, que reclaman justificadamente mayor presencia, en la coyuntura actual es legítimo que Europa se ponga de acuerdo para presentar un candidato".

El cargo de director gerente del FMI está vacante desde la dimisión de Dominique Strauss-Kahn por el escándalo en el que se ha visto envuelto, tras haber sido acusado de abusos sexuales e intento de violación de una empleada de un hotel de Nueva York.

El FMI inauguró este lunes formalmente el proceso para sucederle al frente del organismo al abrir el plazo para aceptar candidaturas, que arrancó con un duro pulso entre Europa y los países emergentes.

El Ministerio francés de Economía y Finanzas anunció ayer una conferencia no programada para este miércoles de Lagarde, lo que ha desatado en los medios la especulación de que podría presentarse hoy oficialmente como candidata, en la víspera de la apertura el jueves en la localidad francesa de Deauville de la cumbre del G8.