La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, alcanzó este mes el 58 por ciento de imagen positiva, su máximo nivel de adhesión popular en casi cuatro años de gestión y similar al que tenía en 2007, cuando fue elegida para la Jefatura del Estado, según una encuesta publicada hoy por la prensa local.

El sondeo, hecho por la consultora Poliarquía, destacó que el punto de inflexión de la caída en los últimos años de la imagen presidencial fue octubre de 2010, cuando murió su esposo y antecesor en la Presidencia, Néstor Kirchner.

En aquel momento, apuntó la encuesta publicada por el diario La Nación, Fernández tenía una imagen positiva del 36 por ciento y al mes siguiente la cifra trepó al 55 por ciento.

Durante su gestión, que comenzó en diciembre de 2007, la mandataria atravesó dos épocas críticas relacionadas con su imagen ante la sociedad.

A mediados de 2008, durante una severo conflicto con el campo, llegó a tener 48 por ciento de imagen negativa, mientras que ese indicador subió al 52 por ciento cuando a comienzos de 2010 se anunció el pago de la deuda pública con reservas del Banco Central.

El sondeo recordó que el piso histórico de imagen positiva de Néstor Kirchner fue del 45 por ciento, a finales de 2007, mientras que el promedio durante sus cuatro años de Gobierno (2003-2007) fue superior al 50 por ciento.

La peronista Cristina Fernández aún no ha anunciado si optará a la reelección en los comicios generales del 23 de octubre próximo.