Los ministros de Asuntos Exteriores de España y Arabia Saudí, Trinidad Jiménez y Saud al Faisal, insistieron hoy en la necesidad de reactivar el papel del Cuarteto para Oriente Medio con el fin de avanzar hacia la paz en esa región.

El tema fue discutido durante una reunión que mantuvieron los dos ministros en la ciudad saudí de Yeda, donde llegó anoche Jiménez para una visita oficial de 24 horas, dentro de una gira que después la llevará a Brasil.

Jiménez y Al Faisal consideran "prioritaria la reactivación del Cuarteto y la vuelta a las negociaciones entre israelíes y palestinos", se indica en un comunicado oficial del Ministerio español de Asuntos Exteriores difundido después de la reunión.

"Todo ello -agregó- con el fin de llegar a una solución al conflicto basada en la existencia de dos Estados".

El Cuarteto de Madrid para Oriente Medio fue fundado en la capital española el 10 de abril del 2002 para trabajar en favor de la paz definitiva para esa región.

Está integrado por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea (UE) y la ONU y dirigido por el exprimer ministro británico Tony Blair.

La coincidencia entre España y Arabia Saudí para reactivar ese mecanismo se conoce días después de que los ministros de Exteriores de la UE pidieran una reactivación de su papel a partir de los "importantes elementos" aportados recientemente por el presidente estadounidense, Barack Obama.

Obama, en un discurso que pronunció el pasado día 19, afirmó que Estados Unidos considera que las fronteras de Israel previas a la guerra de 1967 son la base de las negociaciones.

En su reunión, Jiménez y Al Faisal analizaron el proceso de paz en Oriente Próximo revisando, entre otros elementos, "la nueva situación" creada tras el acuerdo de reconciliación interpalestina, que llevará a la formación de un gobierno conjunto.

También hablaron sobre la situación regional en el mundo árabe e intercambiaron opiniones acerca de las recientes revueltas en Egipto y Túnez, "así como la evolución de la situación en países como Libia, Yemen, Siria y Baréin", se indica en la nota oficial.

En el plano bilateral, Jiménez expresó el deseo del Gobierno de Madrid de que "las empresas españolas estén más presentes y tengan un mayor volumen de negocio" en Arabia Saudí.

En ese tema, la ministra española trasladó a Al Faisal el interés del Gobierno español por un proyecto para construir una línea férrea de alta velocidad entre las ciudades de La Meca y Medina, que anualmente visitan millones de peregrinos musulmanes.

"Trinidad Jiménez ha resaltado la calidad de la oferta española -la más competitiva- presentada por el consorcio formado por RENFE, Adif, Talgo y OHL".

Las autoridades saudíes tienen pendiente la adjudicación de este proyecto, que implica una inversión de unos 6.000 millones de euros y se calcula que la dará servicio a once millones de personas cada año.

De ser adjudicado al consorcio español, se trataría del mayor contrato jamás logrado en el exterior por empresas españolas.