Una comisión legislativa de Costa Rica pidió hoy al Ministerio Público agilizar una investigación por el uso de dos millones de dólares donados por el BCIE al Gobierno anterior y que involucra al exministro de la Presidencia Rodrigo Arias, hermano del expresidente Óscar Arias.

En un informe de mayoría firmado por cuatro diputados de oposición, la comisión legislativa cerró hoy su investigación por el polémico caso, mientras los diputados oficialistas del Partido Liberación Nacional (PLN) rindieron un informe de minoría en el que no hallaron irregularidades.

Al Ministerio Público el informe de mayoría recomienda "avanzar en la investigación del caso estableciendo las responsabilidades penales que corresponden".

Por otra parte, al exministro Arias le "exhorta para que se ponga a la orden de las autoridades competentes por su propia voluntad y a la mayor brevedad".

El caso se relaciona a una investigación judicial de la que el exministro es sujeto por el uso dado en consultorías a dos millones de dólares de cooperación no reembolsable del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) a la Casa Presidencial, durante el pasado Gobierno de Óscar Arias (2006-2010).

En enero pasado salió a la luz pública que Rodrigo Arias, quien fue ministro de la Presidencia durante la gestión de su hermano, iba a ser llamado a una indagatoria judicial, pero que dicha acción fue cancelada en octubre anterior.

Rodrigo Arias reconoció haber llamado por este caso al entonces ministro de Seguridad, José María Tijerino, pero solo para obtener "alguna referencia sobre la materia investigada" y negó haber incurrido en tráfico de influencias.

El exministro Arias, quien anunció su intención de ser candidato a la Presidencia en el 2014 por el Partido Liberación Nacional (PLN), aseguró que la suspensión de la investigación en su contra se dio el 8 de octubre, un día antes de que llamara a Tijerino.

En el informe de mayoría, los diputados opositores aseguran que en "razón del principio de transparencia y ética pública" Arias "debió acudir a los mecanismos administrativos establecidos para todos los ciudadanos en el ordenamiento jurídico para solicitar la información de naturaleza pública".

Arias "utilizó vías que no son de acceso posible ni normal para cualquier ciudadano costarricense. Esto ha sido reconocido públicamente por José María Tijerino como un error y una falta grave a su investidura como ministro", agregó el informe de mayoría.

Acerca de la utilización del dinero del BCIE, los diputados opositores señalaron que "no existió ningún proceso riguroso de verificación de términos de referencia, idoneidad de consultores y la consistencia de los productos obtenidos".

Arias se ha defendido diciendo que el dinero se utilizó en acuerdo con el BCIE y que además hubo fiscalización de la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la República.