El Gobierno chileno atribuyó hoy a ciudadanos particulares la colocación de mallas en la frontera con Bolivia y vinculó esos hechos con el riesgo de que algunos animales que se encuentran en territorio boliviano padezcan aftosa.

"El informe que tengo es que corresponde a un enmallado para proteger a animales que tienen al otro lado, que pasan a este lado, y que tienen un peligro de aftosa", señaló el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno.

El canciller precisó que "por eso las mismas personas del lugar han puesto una malla, y si hay cualquier problema, no hay ningún problema en resolverlo".

Chile está libre de la fiebre aftosa desde 1981. Esta enfermedad animal viral es altamente contagiosa y puede provocar al ganado fiebre, disminución en la producción de leche e incluso la muerte.

Según han publicado medios bolivianos, la ministra de Defensa, Cecilia Chacón, anunció que una comisión boliviana tenía previsto trasladarse a la población de Pisiga, fronteriza con Chile, para realizar una inspección ocular.

Esto, después de que vecinos de esa localidad denunciaran el cercado de la frontera en un área cercana al pueblo de Colchane, en la región chilena de Tarapacá.

"Me parece muy bien que vayan las personas, tanto ellos como nosotros, y verifiquen cualquier cosa que pueda existir ahí", apuntó hoy el canciller chileno.

Las relaciones entre ambos países han sufrido un traspié desde que en marzo el presidente boliviano, Evo Morales, anunció su intención de llevar a instancias internacionales su aspiración de obtener una salida soberana al mar, perdida en una guerra contra Chile a fines del siglo XIX.

Ese asunto figuraba en una agenda de trece puntos con la que Chile y Bolivia iniciaron en 2006 un diálogo bilateral, a pesar de que desde 1978 no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores.

"Hemos tenido señalados avances en cada uno de ellos, tal como ellos mismos lo han reconocido a lo largo del tiempo, y creemos que ese es el camino", dijo Moreno en alusión a los trece asuntos de esa agenda.

Preguntado por la situación actual de esas conversaciones, Moreno insistió en que su país tiene "la mejor disposición para dialogar con Bolivia", aunque siempre sobre la base "de reconocer y respetar" lo acordado con anterioridad, en alusión al Tratado de 1904.

Moreno hizo estas declaraciones durante la inauguración en Santiago de una réplica de la pagoda Dabotap que Corea del Sur regaló a Chile por el Bicentenario de su independencia, celebrado en 2010.