El secretario adjunto de Estado de EE.UU. para Asuntos del Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, se reunió hoy en Costa Rica con los embajadores de su país en Centroamérica para analizar los desafíos que enfrenta la región en materia de seguridad y formas de cooperación.

Una portavoz de la embajada estadounidense confirmó hoy a Efe que se trata de una reunión de dos días que concluye hoy.

Además, Valenzuela sostuvo ayer una cita privada con la presidenta costarricense, Laura Chinchilla.

"No existe prioridad más importante en esta área que la seguridad ciudadana. Estados Unidos está comprometido a asociarse con los países de Centroamérica para enfrentar nuestras preocupaciones compartidas en temas de seguridad", dijo Valenzuela en un comunicado.

La reunión con los embajadores de la región "permitirá mejorar la cooperación entre nuestras embajadas para alcanzar un ambiente más seguro para todos nuestros ciudadanos", agregó.

Según el funcionario, el tema de seguridad es importante y es uno de los componentes de la agenda que Estados Unidos tiene con Latinoamérica.

En la reunión estuvieron presentes los embajadores estadounidenses Anne Andrew (Costa Rica), Vinai K. Thummalapally (Belice), Mari Carmen Aponte (El Salvador), Stephen McFarland (Guatemala), Hugo Llorens (Honduras) y Phyllis Powers (Panamá), según indicó la sede diplomática de San José.

También asistieron el ministro consejero interino de Estados Unidos en Nicaragua, Matthew Roth; la subsecretaria adjunta de Estado, Julissa Reynoso; el subadministrador de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), Mark Lopes; y el asesor del Departamento de Estado, Daniel Erickson.

En sus visitas más recientes a Centroamérica, Valenzuela instó a los Gobiernos a implementar una lucha más "integral" contra el crimen organizado y el narcotráfico, que también abarque el fortalecimiento de las instituciones de justicia y fórmulas para mejorar la calidad de vida de la juventud.