El presidente de EEUU, Barack Obama, descansa hoy en Londres en la residencia del embajador de su país, al no poder alojarse esta noche en el palacio de Buckingham debido a que adelantó su llegada por las cenizas del volcán islandés.

Inicialmente, el presidente debía llegar a Londres, procedente de Dublín, a las once de la mañana del martes, y desde el aeropuerto trasladarse directamente al Palacio de Buckingham como invitado de la reina Isabel II de Inglaterra, para la ceremonia oficial de bienvenida.

Pero el cambio de rumbo de las cenizas arrojadas por el volcán islandés Grymsvoetn, que amenazan el espacio aéreo británico, obligaron a Obama a adelantar su vuelo y llegar a Londres trece horas antes de lo previsto, por lo que el protocolo oficial no estaba preparado para alojar esta noche a él y su esposa, Michelle.

Los Obama se hospedaron esta noche en Winfield House, la residencia del embajador estadounidense en Londres, Louis Susman.

Pese a todo, la Casa Blanca ha enfatizado que pese a este cambio de planes, el programa del presidente estadounidense en la capital británica se desarrollará sin cambios.

A mediodía del martes acudirá al palacio de Buckingham para la ceremonia de bienvenida y recepción oficial.

A continuación se desplazará a la abadía de Westminster para depositar una corona de flores, tras lo cual se reunirá brevemente y por separado con el primer ministro británico, David Cameron, y con el líder de la oposición laborista, Ed Miliband.

Obama concluirá su jornada con una cena de Estado en el palacio de Buckingham.

El miércoles el presidente estadounidense celebrará una reunión con Cameron, con quien ofrecerá una rueda de prensa y pronunciará un discurso sobre las relaciones transatlánticas ante el Parlamento británico.

Se espera que Cameron y Obama aborden asuntos como la lucha contra el terrorismo y la situación en Afganistán y Pakistán tras la reciente muerte del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden.

También tratarán sobre la intervención de la OTAN en Libia, los movimientos civiles para exigir cambios políticos en Oriente Medio y la crisis económica.

Obama se encuentra en Londres como parte de su gira de seis días por Europa donde también visitará Francia, para participar en la cumbre del G8 el jueves y viernes, y Polonia.