El congresista peruano Rolando Souza, vocero de la candidata Keiko Fujimori, criticó hoy los métodos utilizados por la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) para determinar el número de víctimas de la guerra interna y aseguró que se usó un método "para contar cardúmenes (bancos) de peces".

"Utilizaron un método para calcular cardúmenes en el mar", afirmó Souza al comentar el informe final de la CVR, que investigó el conflicto entre terrorismo y contraterrorismo que asoló Perú entre 1980 y 2000 y que concluyó que había dejado más de 69.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.

Este informe ha sido rechazado, en gran parte, por los seguidores del expresidente Alberto Fujimori (1990-200), quien cumple una condena a 25 años de cárcel por violaciones a los derechos humanos.

Souza, uno de los abogados defensores de Fujimori, reafirmó que el método estadístico usado por la CVR "ha sido criticado por todas las personas, porque para hacer un cálculo estadístico de cuántas fueron (las víctimas), evidentemente utilizaron un método así. No estoy siendo irónico, estoy siendo exacto", remarcó.

El legislador dijo, además, que de las 171 conclusiones de la CVR están "conformes" con 108 y que consideran "inaceptables alrededor de 36" (sin precisar qué consideración le merece el resto), entre las que mencionó al "número de víctimas fatales: 69.280".

También rechazó conclusiones de ese informe como que se legitimó "una política autoritaria y militarizada del Gobierno de Fujimori" y que "en ciertos lugares y momentos del conflicto los miembros de las Fuerzas Armadas tuvieron prácticas generalizadas y sistemáticas" de violaciones a los derechos humanos.

La semana pasada el partido de Keiko Fujimori destituyó a su vocero Jorge Trelles, después de haber declarado: "Nosotros (en el gobierno de Alberto Fujimori) matamos menos" que durante los regímenes anteriores.

Tras conocerse estas declaraciones se desató una oleada de críticas contra Trelles y el fujimorismo, por lo que Keiko salió a rechazar las palabras de su vocero, mientras que su candidato a la primera vicepresidencia, Rafael Rey, comunicó su destitución.

Según Keiko, Trelles estaba haciendo un comentario sobre el hecho de que la CVR supuestamente certificase que en el gobierno de su padre hubo menos "desaparecidos".

Un sondeo de opinión señaló hoy que Keiko ha ampliado su ventaja en 7,4 puntos porcentuales sobre el nacionalista Ollanta Humala, al obtener un 53,7 % de apoyo frente al 46,3 % de su rival de cara a la segunda vuelta para la Presidencia peruana el próximo 5 de junio.

Otro sondeo, publicado ayer en un programa de televisión y realizado por la empresa Ipsos-Apoyo, señala que Fujimori tiene un 43 % de intención de voto entre los encuestados, 4 puntos más que Humala, al que apoya un 39 % de los electores.