El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, informó hoy que la inflamación en la rodilla izquierda que padece desde hace dos semanas ha cedido, pero el dolor persiste y no ha podido reanudar sus labores cotidianas.

"La rodilla no da todavía. Anoche dormí muy mal", manifestó al inicio de su programa dominical Aló Presidente, que cumple hoy 12 años de transmisión, poco menos de lo que va de su mandato presidencial, que inició en febrero de 1999.

Tras agradecer "a todos quienes siguen pendientes" de la evolución de su dolencia, remarcó que "jamás" en su vida tuvo "un reposo tan largo".

Chávez reveló que el problema se remonta a unos 30 años, cuando como oficial del Ejército efectuó un salto en paracaídas en un entrenamiento castrense.

Pese a que "queda muy poco de la inflamación, todavía no estoy en condiciones de salir a la batalla", manifestó tras lamentarse haber perdido, casi a los 57 años de vida, "la salud como de acero" que sostuvo lo ha caracterizado "desde niño".

Hace una semana, dijo entonces en una llamada telefónica a un programa de la estatal Venezolana de Televisión (VTV), la inflamación había disminuido un 80 %.

Los médicos descartaron la realización de una intervención quirúrgica, aunque ello "no quita que pueda ser necesaria a futuro", subrayó.

El problema le obligaba a mantener reposo absoluto y por ello debió suspender una gira por Brasil, Ecuador y Cuba que iba a emprender la primera semana de este mes.