El Gobierno de Ecuador expresó hoy su apoyo al proyecto de reformas para la Organización de Naciones Unidas (ONU) diseñada por el excanciller nicaragüense Miguel D'Escoto.

Así lo señaló el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en su habitual programa sabatino, en el que afirmó que es necesario ir a una democratización de la ONU.

El mandatario recordó que esta semana recibió la visita de D'Escoto, quien le pidió que apoye "la reforma que él ha diseñado para las Naciones Unidas".

"Va a tener todo nuestro apoyo", remarcó Correa que, sobre todo, coincidió en la propuesta del nicaragüense de cambiar la sede de la ONU que actualmente se encuentra en Nueva York.

¿Por qué la ONU no puede tener su sede "en un país del Tercer Mundo" como "Tanzania" o cualquier otro país en África?, se preguntó Correa al insistir que su Gobierno apoyará las reformas del embajador alterno de Nicaragua en Naciones Unidas.

Con el apoyo a la propuesta de D'Escoto, añadió Correa, se busca que la ONU se democratice y recupere su carácter de "Gobierno planetario y no, como ahora, que es un comodín de las potencias hegemónicas cuando les conviene".