Pakistán confirmó hoy que Osama Bin Laden fue abatido en su territorio y aseguró que la muerte del líder de Al Qaeda demuestra su compromiso de luchar contra el terrorismo junto al resto de la comunidad internacional.

En un comunicado, el Gobierno paquistaní precisó que se ha tratado de "una operación de servicios de inteligencia", que fue ejecutada la pasada madrugada por "las fuerzas de Estados Unidos" en los alrededores de la ciudad de Abbotabad, próxima a Islamabad.

En el texto se subraya que "Pakistán ha interpretado un papel significativo en los esfuerzos por eliminar el terrorismo", y que en ese empeño mantiene una relación fluida con varios servicios de inteligencia, "entre ellos los de Estados Unidos".