La Policía española ha detenido a seis personas y ha desarticulado el aparato de financiación y extorsión en España del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), informó hoy el Ministerio del Interior.

Los investigadores han arrestado en Madrid a cuatro personas, y a otras dos, una en Murcia y otra en Barcelona, y han practicado once registros en varios inmuebles.

Según la Policía española, los detenidos realizaban labores para el sostenimiento de la actividad armada en su país de origen y colaboraban también en los aparatos de logística y propaganda que esta organización, considerada terrorista por EEUU y la UE, mantiene en Turquía y distintos países europeos.