El fabricante de automóviles Opel anunció hoy en Budapest que invertirá 130 millones de euros y creará un centenar de nuevos empleos para ampliar su producción en Hungría.

Joachim Koschnicke, vicepresidente de la empresa, precisó a la prensa en Budapest que la superficie de ampliación de la planta de Szentgotthárd, en el suroeste de Hungría, será de unos 1.600 metros cuadrados.

El plan es ampliar también la gama de motores fabricados en la empresa.

Con este proyecto, "las inversiones totales de Opel en Szentgotthárd desde 1990 son de 1.400 millones de euros", afirmó el vicepresidente.

En la nueva unidad, el inicio de la producción, con el montaje de diferentes motores de diesel y gasolina de 3 ó 4 cilindros, está planeado para finales de este año.

Pero ya antes, el nuevo motor 1.6 CDTI ECOTEC comenzará a fabricarse en la misma planta de Szentgotthard, en sustitución de la familia de 1.6 litros de gasolina.

Actualmente, Szentgotthard da trabajo a más de 850 personas, una cifra que previsiblemente aumentará a 1.400 hacia 2015.

En septiembre pasado, Opel inauguró una nueva factoría, en la que invirtió unos 500 millones de euros y donde espera fabricar a partir de este año 336.000 motores de diferentes modelos.