La mayoría de los centroamericanos considera que las pandillas juveniles son las principales responsables de crímenes en la región, donde la mayoría de la población tiene poca confianza en las fuerzas de seguridad, según una encuesta divulgada hoy en Guatemala por CID-Gallup.

El sondeo, realizado en enero pasado a un total de 7.200 centroamericanos: 1.200 en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, respectivamente, tiene un nivel de confianza del 95 % y un margen de error de 2,8 %.

Con la excepción de Costa Rica, la opinión de la mayoría de los entrevistados es que las pandillas locales son las principales responsables del crimen en sus comunidades, señala la encuesta.

En el Salvador, el 67 % de los 1.200 entrevistados culpa a esos grupos del crimen, en Guatemala el 43 %, en Honduras el 34 %, en Nicaragua el 30 % y en Panamá el 41 %.

Un 19 % de guatemaltecos, un 17 % de panameños, 11 % de nicaragüenses, un 10 % de hondureños y un 3 % de salvadoreños le atribuyen el crimen al narcotráfico.

Mientras que en 17 % de nicaragüenses, 13 % de hondureños, 11 % de panameños, 11 % de guatemaltecos y un 7 % de salvadoreños, creen que los responsables son criminales callejeros, apunta la encuesta.

También un 18 % de hondureños le atribuye el crimen a la Policía, seguido de un 12 % de panameños, 6 % de guatemaltecos, 4 % de nicaragüenses y un 3 % de salvadoreños que consideran a estas fuerzas de seguridad como responsables.

La cantidad de centroamericanos que han sido víctimas de un robo o un asalto en algún momento de su vida es elevada, según la muestra enviada por correo electrónico a Efe.

En El Salvador un 52 % de los entrevistados dijo que ha sido víctima del hampa, en Honduras el 46 %, en Guatemala el 42 %, en Costa Rica el 40 %, en Nicaragua el 29 % y en Panamá el 28 %.

La encuesta señala que la mayoría de centroamericanos tiene poca confianza en las fuerzas de seguridad de sus países.

El mayor porcentaje de desconfianza en la Policía lo tiene Honduras con un 84 %, seguido de Guatemala con el 76 %, El Salvador 69 %, Panamá 62 %, Costa Rica 59 % y Nicaragua el 50 %.

En el sondeo la mayoría de los consultados también considera que los gobiernos deben dar prioridad al combate del crimen callejero y al narcotráfico.

En El Salvador, por ejemplo, un 79 % de los entrevistados dijo que la prioridad debe ser el combate al crimen en las calles, contra un 18 % que se inclinó por el narcotráfico.

La tasas en Guatemala son del 64 y 30 %, respectivamente, mientras que en Honduras el 57 y 40%, en Panamá el 43 y 42%, en Costa Rica el 41 y 51% y en Nicaragua el 35 y 55%.