El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, calificó hoy como un hecho "diabólico" el ataque con una granada que supuestamente perpetraron las FARC anoche en el sureño departamento del Guaviare, que causó la muerte a un niño y un policía, además de 25 heridos.

"Lo que el grupo terrorista de las FARC hizo anoche en Miraflores, Guaviare, es un hecho que no podrá tener explicación y que solo será entendido dentro de una lógica diabólica, con un grado de insensatez y de demencia que requiere el rechazo de la comunidad internacional", aseguró Pinzón a los periodistas.

El ministro relató así los detalles del ataque que él mismo atribuyó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Es diabólico lo que ocurrió la noche de ayer en Miraflores. Se provocó un incendio para atraer a la fuerza pública, y por supuesto la Policía Nacional rápidamente atendió el llamado", pero, agregó, "la comunidad de manera solidaria se desplazó a la zona a tratar de apagarlo", relató.

"Sin más, prosiguió, un terrorista de las estructuras de las FARC que delinquen allá lanzó una granada de fragmentación donde estaba agolpada la comunidad con la policía, precisamente en el esfuerzo por apagar ese incendio".

Pinzón explicó que los heridos más graves fueron trasladados por helicópteros de la Fuerza Aérea a centros médicos de Villavicencio, la capital del vecino El resultado fue un policía y un niño de 10 años muertos y cerca de 25 personas heridas, incluidos otros tres policías, informó el ministro.

departamento del Meta, en el centro del país.

Pinzón insistió hoy en que los autores de ese atentado fueron las FARC, guerrilla inmersa en unas negociaciones de paz con el gobierno en Cuba y que mantiene a dos policías y un militar secuestrados desde enero.