La prima de riesgo de España subía en la apertura del mercado de deuda hasta 377 puntos básicos, dos más que al cierre del viernes, debido al descenso de la rentabilidad del bono alemán a diez años, cuyo diferencial con el español del mismo plazo mide el riesgo país.

El interés del bono español a diez años caía al 5,313 %, pero el del bono germano lo hacía en mayor medida, hasta el 1,602 %.

La semana pasada, la prima de riesgo de España escaló más de 20 puntos debido, según los analistas, a la incertidumbre política en España e Italia, a lo que hay que sumar la delicada situación de Chipre y el contexto general de desaceleración de la recuperación económica en la zona del euro.

Por lo que respecta a las primas de riesgo de otros países de la zona del euro, la de Grecia subía a 938 puntos básicos, y las de Portugal e Italia permanecían sin cambios en 494 y 295 puntos básicos, respectivamente.

El precio de los seguros de impago de deuda (credit default swaps o CDS) para los bonos españoles a diez años -considerados también un indicador de la confianza de los inversores- subía en la apertura hasta 330.700 dólares, por encima de los 324.670 dólares del viernes.