La Conferencia Episcopal Ecuatoriana manifestó hoy su "respeto y veneración" al papa Benedicto XVI tras recibir oficialmente la noticia de su renuncia al pontificado.

"La Conferencia Episcopal Ecuatoriana, haciéndose intérprete del sentir de todos los católicos del país, acompaña al Santo Padre con la oración, con el respeto y la veneración que siempre le han profesado", indicó en un comunicado.

La Nunciatura Apostólica informó a la Conferencia Episcopal del país andino de la renuncia de Benedicto XVI, que será efectiva el 28 de febrero a las 20.00 horas de Roma.

A partir de ese momento la sede de San Pedro quedará vacante y será convocado el cónclave para la elección de su sucesor, indicó en el comunicado.

A ese cónclave, compuesto por 120 purpurados, será llamado Raúl Vela Chiriboga, el único cardenal de Ecuador, quien cumple los requisitos de edad para ello al tener 79 años, dado que solo pueden participar los menores de 80.

"El cardenal Vela Chiriboga, arzobispo emérito de Quito, está en edad de participar en el cónclave. Será convocado", confirmó a Efe Julio Parrilla, obispo de Loja, quien dejará ese cargo en las próximas semanas para asumir el obispado de Riobamba.

El Papa, que cumplirá 86 años dentro de dos meses, anunció hoy que renunciaba al pontificado por su "edad avanzada" y porque considera que no tiene fuerzas "para ejercer adecuadamente el ministerio petrino".

Parrilla dijo a Efe que se trató de "una decisión valiente, lúcida y evidentemente llena de sentido espiritual" que demuestra el "profundo amor a la Iglesia" por parte de un hombre "muy emblemático" que la ha dirigido con decisión y caridad.

Por su parte, el candidato presidencial ecuatoriano Álvaro Noboa dijo lamentar la renuncia del Papa en un mensaje por Twitter, en el que le describió como un "hombre de gran inteligencia y fe".

"No dudo en que el próximo cónclave elegirá un digno sucesor del trono de San Pedro", dijo Noboa.

Los otros aspirantes a la banda presidencial en los comicios del próximo 17 de febrero no se han pronunciado por ahora al respecto.

Un 80,4 % de los 15,4 millones de habitantes de Ecuador son católicos, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).