El Gobierno de El Salvador se solidariza con el papa Benedicto XVI por su renuncia, dijo hoy a Efe el canciller salvadoreño, Hugo Martínez.

"Expresamos nuestra solidaridad con su santidad (Benedicto XVI) y con la Iglesia católica; comprendemos que ha sido una decisión difícil para él, pero, como él lo ha dicho, una decisión que tenía que tomar", expresó el ministro de Relaciones Exteriores salvadoreño.

"Comprendemos que la Iglesia sigue sus propios procesos para la designación de quién sería el sucesor de su santidad y vamos a estar atentos y dando seguimiento a ese proceso", agregó.

El Papa, que comenzó su pontificado el 19 de abril de 2005, anunció este lunes oficialmente que renuncia de su cargo por su "edad avanzada" a partir del próximo 28 de febrero.