El líder del mayor grupo opositor sirio, Ahmed Muaz al Jatib, informó hoy de que todavía no ha recibido "una respuesta clara" por parte del régimen de Damasco a su iniciativa para buscar una salida negociada al conflicto en su país.

"La iniciativa presentada no ha obtenido hasta ahora una respuesta clara del régimen y por el momento no se ha hecho ningún preparativo oficial para reunirnos con un representante del Gobierno", dijo Al Jatib, dirigente de la Coalición Nacional de Fuerzas Revolucionarias y de la Oposición Siria (CNFROS).

Al Jatib hizo estas declaraciones pese a que anoche aseguró en Facebook que el régimen había planteado "unas condiciones imposibles para la negociación" y que de iniciarse un diálogo debería tener lugar en las "tierras liberadas del norte del país".

En declaraciones a los periodistas en El Cairo tras reunirse con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, Al Jatib advirtió hoy a las autoridades sirias de que "es posible que no haya otra oportunidad como esta iniciativa".

"Dirijo un último mensaje al régimen para que detenga la violencia y vaya hacia una solución política, además de entender el sufrimiento del pueblo sirio", señaló.

El dirigente opositor presentó el pasado 30 de enero un plan, que no ha sido respaldado por todos los miembros de la CNFROS, en el que proponía abrir conversaciones con el vicepresidente sirio, Faruq Al Shara, a condición de que se liberasen a 160.000 detenidos.

En la última semana, exigió la puesta en libertad de todas las mujeres detenidas antes de ayer, domingo, como requisito imprescindible para mantener su oferta.

Al Jatib explicó hoy que la presentación de esa iniciativa no es una muestra de debilidad por parte de los opositores, sino una mano abierta para detener el sufrimiento del pueblo.

"Digo a Bachar (al Asad) que tiene que irse para ahorrar sangre y más destrucción en Siria", instó.

Al Jatib restó importancia a las diferencias dentro de la CNFROS respecto a su plan: "Hay discrepancias sobre el camino, pero todos estamos de acuerdo en la necesidad de la salida del régimen de Bachar al Asad. Consideramos que esto forma parte de la democracia revolucionaria, que cada uno tenga su opinión", subrayó.

Aun así, destacó que cuanto más unida esté la oposición y más cooperación haya entre sus miembros será más rápida la marcha de Al Asad.

Adelantó que en los próximos días la comisión política de la CNFROS se va a reunir para estudiar los siguientes pasos a seguir, aunque indicó que "la continuación o no de la iniciativa estará relacionada con el bien del pueblo sirio".

Por otro lado, rechazó cualquier intervención extranjera en el conflicto, aunque "si el régimen prosigue con su intransigencia todas las alternativas estarán abiertas".