El cardenal nicaragüense, Miguel Obando Bravo, pidió hoy "rezar" por Benedicto XVI y alabó el trabajo del pontífice, que anunció su renuncia a partir del próximo 28 de febrero.

"Hay que rezar en este momento por el papa Benedicto XVI, que ha jugado un papel importante (...) deja una estela luminosa en el camino", declaró este lunes Obando a los periodistas.

El cardenal nicaragüense, de 87 años, expresó que Joseph Ratzinger "ha hecho un buen trabajo", y que cree "que el Señor, cuando llegue el momento de la muerte, lo va a premiar por todo lo que ha hecho en bien de la Iglesia".

"Vamos a rezar para que el nuevo sea un papa que dirija bien los destinos de la Iglesia", añadió Obando, quien participó en 2005 en el cónclave que eligió a Ratzinger como sucesor de Juan Pablo II.

Benedicto XVI anunció hoy oficialmente que renuncia al pontificado por su "edad avanzada" a partir del próximo 28 de febrero.

"Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino", dijo el Papa en un sorpresivo anuncio durante el consistorio para fijar las fechas de canonización de tres causas.