El primer ministro británico, David Cameron, afirmó hoy que "millones de personas" echarán de menos al papa Benedicto XVI como "líder espiritual", tras conocerse que dejará el Pontificado el próximo 28 de febrero.

"Trabajó incansablemente para reforzar las relaciones del Reino Unido con la Santa Sede", indicó el jefe del Ejecutivo británico en un escueto comunicado oficial.

Cameron recordó que la visita del Pontífice al Reino Unido en 2010 "se recuerda con gran respeto y cariño".

El arzobispo de York, John Sentamu, fue el primer líder anglicano en reaccionar al inesperado anuncio de Benedicto XVI.

El mundo cristiano perderá "un gran teólogo" con la marcha de Benedicto XVI del Pontificado, afirmó Sentamu, que reaccionó en la red social Twitter.

"Con la noticia de que el papa dejará su puesto a finales de febrero, el cristianismo perderá un gran teólogo con una gran profundidad espiritual", opinó el líder anglicano.

Según Sentamu, Benedicto XVI "comunicó la revelación de Dios en una manera característica como verdadero sucesor de San Pedro".

El Papa ha argumentado su inesperada decisión a causa de su "edad avanzada " y ha señalado que le falta el vigor para continuar.