La francesa Marion Rolland, de 29 años y casi un desconocida con sólo dos podios en la Copa del Mundo, se ha impuesto hoy en la prueba de descenso, en la estación austríaca de Schladming, donde se están disputando los mundiales de esquí alpino.

Rolland se impuso a la italiana Nadia Fanchini por 16 centésimas de segundo y a la alemana Maria Hoefl-Riesch por 70. La eslovena Tina Maze, una de las grandes favoritas, finalizó a 1.21 segundos de la vencedora.