La Audiencia Nacional española acogerá el próximo martes la vista de extradición a Serbia del ciudadano de ese país Luka Bojovic, considerado el cabecilla de la organización criminal que estuvo detrás del asesinato del que fue primer ministro serbio Zoran Djindjic.

Se le acusa de un delito de asociación criminal por formar parte del grupo conocido como clan Zemun, cuyos orígenes se vinculan al grupo paramilitar serbio Los Tigres de Arkan, conocido por su crueldad durante las guerras de los Balcanes y que con posterioridad se convirtió en la mafia serbia "Clan Zemun".

La petición de las autoridades serbias amplía, respecto a Bojovic, la petición de extradición cursada en marzo contra él y sus compatriotas Vladimir Milisavljevic y Sinisa Petric por los delitos de pertenencia criminal, asesinato, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, falsedad de documento público y robo con intimidación, relacionados con su militancia en grupos criminales organizados.

Bojovic se encuentra en prisión provisional desde su detención en Valencia, este de España, el 10 de febrero de 2012.