Al menos seis personas murieron y otras 48.000 fueron afectadas por las lluvias torrenciales que cayeron desde el viernes en la ciudad de Arequipa, en el sur de Perú, informaron hoy autoridades regionales.

El alcalde provincial de Arequipa, Alfredo Zegarra, confirmó a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) el hallazgo de los cadáveres de dos personas dentro de una camioneta que fue arrastrada por un deslizamiento que afectó unos 500 metros de la avenida Venezuela.

Horas antes, el presidente regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén, había informado que las lluvias habían causado la muerte de otros dos hombres y dos mujeres.

El jefe de la región policial de Arequipa, coronel Francisco Inca Roca, precisó que tres de estos cuerpos fueron encontrados cerca al mercado El Palomar y un tercer cadáver al final de la avenida Venezuela, en la ciudad de Arequipa, una de las más importantes del país.

La evaluación preliminar del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) señaló que las lluvias torrenciales han dejado 48.000 personas y 4.000 viviendas afectadas.

Asimismo, 5,5 kilómetros de carreteras han sido destruidos y 2,5 afectados, un puente fue seriamente dañado, además de presentarse problemas en el servicio de agua potable y el corte de fluido eléctrico en algunas zonas.

El presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez, declaró hoy que el Gobierno está dispuesto a declarar el estado de emergencia en Arequipa y que ya ha informado de la situación al presidente Ollanta Humala, quien ha viajado a la Antártida.

"Hemos ofrecido aviones, ayuda humanitaria, helicópteros, entiendo que la situación está ahora bajo control", dijo Jiménez antes de reiterar la "total disposición del Gobierno" a convocar a un Consejo de Ministros extraordinario si la situación se agrava.