El presidente sirio, Bachar al Asad, acometió hoy una remodelación de Gobierno en la que cambió a cinco ministro e introdujo dos nuevas carteras, informó la agencia oficial de noticias Sana.

Mediante un decreto presidencial, Al Asad creó el Ministerio de Trabajo, que será dirigido por Hasan Hijazi, y el de Asuntos Sociales, cuya titular será Kinda Shamat.

Además, Husein Farzat fue nombrado nuevo ministro de Vivienda; Ahmad Qadiri, de Agricultura; Suleiman Abas, de Petróleo; Ismail Ismail, de Finanzas, y Husein Arnous, de Obras Públicas.

Fuentes diplomáticas sirias explicaron hoy a Efe que esta remodelación supone la introducción de pequeños cambios en el gabinete, en el que se mantienen los pesos pesados del régimen.

La última vez que Al Asad cambió a varios ministros fue en junio pasado, cuando nombró a dos figuras de la oposición interna en el gabinete del entonces primer ministro Riad Hiyab, que desertó en agosto y fue sustituido por Wael al Halqi.

Esta remodelación coincide con un momento en el que se está barajando la posibilidad de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, después de que el líder de la Coalición Nacional de las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Sirias (CNFROS), Ahmed Muaz al Jatib, se mostrara dispuesto a negociar para lograr la partida del régimen.

En una entrevista, el ministro sirio de Información, Omran al Zubi, destacó anoche que Siria se encamina hacia una conferencia de diálogo nacional "sin condiciones previas y sin la exclusión de nadie".