Al menos tres personas murieron hoy en Bamako en un ataque lanzado por el cuerpo del Ejército conocido como los "boinas verdes" contra un cuartel de los paracaidistas (boinas rojas), cercanos al depuesto presidente Amado Tumani Turé, informaron a Efe fuentes de seguridad.

Las fuentes indicaron que también hubo varios heridos y que los tres fallecidos son civiles que murieron por el impacto de "balas perdidas" en el enfrentamiento, que tuvo lugar en el cuartel Djikoroni.

La seguridad ha sido reforzada en toda la ciudad, especialmente en los hoteles y edificios clave como la televisión, y se han multiplicado los puestos de control, según constató Efe.

Se desconocen las razones de este ataque lanzado por los "boinas verdes", que el pasado 22 de marzo encabezaron un golpe de Estado contra el presidente Turé, elegido democráticamente.

Un "boina verde", cercano a los militares golpistas, dijo a Efe que en dicho cuartel se encuentran varios uniformados que fueron detenidos en abril por protagonizar un fallido contra-golpe de estado y que han sido liberados recientemente.

La semana pasada, 28 "boinas rojas", antigua guardia presidencial de Turé, fueron puestos en libertad provisional.

Mali está sumido en una profunda crisis institucional desde el golpe de Estado, que se vio agudizada por la rebelión armada que a finales de marzo se hizo con el control de las provincias septentrionales y que no fue rechazada hasta la intervención militar francesa, que comenzó el pasado 11 de enero.

Tras la recuperación de los territorios del norte, el presidente interino, Dioncunda Traoré, ha prometido que celebrará elecciones antes del 31 de julio.

Por otra parte, en la ciudad de Gao, liberada por tropas franco-malienses un hombre detonó una bomba que llevaba encima en un puesto de control militar, según dijo a Efe el alcalde de esa localidad, Sadu Diallo y una fuente de seguridad.

Las fuentes indicaron que el atacante, que iba montado en una motocileta murió por la explosión y que un militar resultó herido.

"Este ataque demuestra que el peligro está por todas partes, sobre todo porque hoy es viernes, día de oración", dijo a Efe Diallo.