El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tras lamentar hoy la huelga de trabajadores que desde ayer adelanta el sindicato de la mina de carbón más grande de América, El Cerrejón, en el norte colombiano, aseguro que con esta situación nadie gana, 'pierde el país'.

"Ahí nadie gana, pierde el país; pierde mucho, porque cada día que pasa deja de percibir regalías, deja de percibir una serie de ingresos muy importantes que van en su inmensa mayoría a la inversión social", declaró Santos en su programa de radio "En línea con el presidente".

Los trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria del Carbón (Sintracarbón) de El Cerrejón entraron en huelga indefinida tras fracasar una negociación que buscó solucionar una disputa de salarios y otros beneficios laborales, según informó la compañía a través de un comunicado.

El jefe de Estado colombiano, que esta pasando por una afección respiratoria que afectará su agenda del día, solicitó hoy a su ministro de trabajo, Rafael Pardo, que viaje personalmente a la zona de la protesta en el departamento de la Guajira, para tratar de promover una reunión entre las partes.

"Yo le he pedido al ministro de Trabajo que personalmente vaya al Cerrejón y vea si pueden reunirse otra vez en la mesa y hagan lo posible para que esta huelga no prospere, no continúe, porque el daño para todo el mundo sería muy grande", expresó.

Aclaró, sin embargo, que el Gobierno siempre ha respetado el derecho a la huelga de los trabajadores.

"Pero de continuar el paro pierde la empresa y también pierden los trabajadores. Incluso aquí, donde los trabajadores tienen unas condiciones mucho más favorables que otros del resto del país", agregó.