Al menos siete personas, entre ellas dos niños, murieron hoy en la localidad de Kaptir (noroeste de Kenia) en un ataque de ladrones de ganado que se llevaron más de 2.000 animales, informó la Policía.

Más de 400 intrusos armados con fusiles AK-47 irrumpieron hoy en Kaptir alrededor de las 05:00 hora local (02:00 hora GMT) y empezaron a disparar de manera indiscriminada mientras se apoderaban del ganado.

El jefe de la Policía del Condado de Turkana del Sur, John Bosco Muutu, confirmó que cinco aldeanos murieron en el ataque, incluidos dos niños.

Citado por el canal de televisión keniano Citizen TV, Muutu precisó que los habitantes de Kaptir hicieron frente a los ladrones y mataron a dos de ellos.

Los bandidos se dieron a la fuga con unos 2.500 animales, aunque algunas de las reses han podido ser recuperadas, dijo el jefe policial, antes de añadir que se ha montado un dispositivo para perseguir a los malhechores.

El incidente ocurrió después de que el pasado martes perdieran la vida seis personas, entre ellas tres policías, en un suceso similar acaecido en el vecino distrito de Pokot Oriental. EFE